La gastronomía en el Camino de Santiago

La gastronomía en el Camino de Santiago

Posted by iraltacamino | 03 de abril de 2016
comida

Hay quien pilla un bocata de calamares y una botella de agua y se los va ventilando mientras tira millas para llegar el primero al albergue; y hay quien no concibe hacer el Camino de Santiago sin degustar, frente a un mantel y un buen vino, las exquisiteces típicas de cada una de las regiones que atraviesa el itinerario jacobeo.

En honor a estos últimos, que saben que el dolor de pies se combate deleitando el paladar, hemos escrito este breve compendio de los manjares más suculentos del Camino francés. Porque el periplo hacia Santiago es, esencialmente, alimento espiritual, pero, como decía Guy de Maupassant, “la cocina es alquimia de amor”.

ADVERTENCIA: este reportaje puede herir la sensibilidad de vegetarianos, celíacos y personas sometidas a una dieta. El que avisa no es traidor.

Bacalao al ajoarriero

En Roncesvalles comienza el Camino francés, y en esta misma localidad navarra podemos empezar a acumular las calorías que quemaremos durante las largas jornadas de marcha. La salsa que da nombre a este sencillo pero contundente guiso, el ajoarriero, ya nos indica que no nos encontramos precisamente ante un plato macrobiótico.

Los ingredientes principales del condimento son el tomate y el ajo, con el complemento opcional de los pimientos choriceros, así que le recomendamos un smint si después del condumio tiene previsto desplegar sus encantos ante alguna dama o caballero de la zona. El pescado empleado en su elaboración se suele poner a desalar un par de días antes, pero aún así es mejor dejar el salero en su sitio, a no ser que sea usted un empedernido adicto al cloruro de sodio. Y rechace imitaciones: el auténtico bacalao al ajoarriero se sirve en cazuela de barro.

Para ‘bajar’ la comida… un Patxarán. ¡Cómo no!

Patatas a la riojana

Llegamos a la tierra del vino, y aunque un buen caldo marida siempre con carne o pescado, aquí la delicia más típica está basada en el más universal de los tubérculos. Eso sí: el chorizo es también protagonista junto con un arrasador condimento de ajo, cebolla y pimentón.

Para ‘bajar’ la comida… Imite a Margaret y termínese esa botella de Ontañón crianza. Luego hablamos de licores.

Sopa de rastrojo

En Castilla y León los inviernos son duros y las abuelas aconsejan ‘calentar el estómago’. Y ahí entra en juego este brebaje a base de pan, ajo y pimentón que, pese a su poco seductor nombre, resulta delicioso.

Este antiguo plato era muy apreciado por las familias de labradores de antaño por su aprovechamiento del pan duro (aquí no se tira ) y su ingente aporte calórico, necesario para soportar los rigores de la labranza en invierno y que no viene nada mal para afrontar una dura etapa jacobea. Los peregrinos de Camino 360º prueban este plato de cuchara en el albergue de San Juan de Ortega (Burgos).

Para ‘bajar’ la comida… Licor de endrinas ligeramente frío, no helado. Insista en que se lo sirvan a la temperatura correcta.

Lechazo asado

Penetramos en el mismo corazón de la vieja Castilla, donde los veganos lo tienen más crudo que el peluquero de Chewbacca. Para abrir boca antes de dejar mondos los huesos del corderito, nuestra sugerencia es una tapa de morcilla de las de toda la vida, como las que ponen en Casa Ojeda (Burgos). Ya metidos en el plato principal, si hablamos de lechazo burgalés los únicos elementos que deben estar presentes en su elaboración son: un cordero sacrificado antes del destete –de ahí la denominación-, un poco de agua y sal.

Todo en una cazuela de barro (imprescindible) y cocinado a fuego lento en un horno de leña, para que la piel quede crujiente y el interior tierno. Y eso es todo, sin artificios ni mascaradas. Un sobrio manjar al gusto de la áspera tierra que retrató Antonio Machado. En el Mesón Los Templarios, de Villalcázar de Sirga, Antonio se nos puso como el Quico de esta exquisitez. Ahí lo dejamos.

Para ‘bajar’ la comida… Concluida la orgía de proteínas y grasas, se impone un café solo y un licor de hierbas. Déjese de postres, que eso ya es gula.

Botillo

Mucho antes de que Nolan y DiCaprio triunfasen con la historia de ‘sueños dentro de los sueños’ de Origen, los habitantes de la comarca de El Bierzo ya excitaban los sueños húmedos de los amantes del embutido porcino con esta singular vianda a base de ‘carne dentro de la carne’. Una fantasía preñada cuyo gusto es de todo menos sutil.

Está documentado que ya en el siglo XI se entregaba cierta cantidad de botillos a los monasterios del lugar a modo de tributo. En estos tiempos de steak tartars, emulsiones de guisantes y cremas de anémona, es un placer dejarse dominar por el cerebro reptil y devorar este rudo manjar, la matrioshka del cerdo.

Aquí podemos ver a los protagonistas de Camino de Santiago 360 poniendose morados de botillo en La Moncloa de San Lázaro (Cacabelos).

Para ‘bajar’ la comida… Habida cuenta de la cantidad de lípidos consumidos, estaríamos cometiendo un grave delito contra la salud pública si le recomendásemos otra cosa que no fuera un descafeinado.

Pulpo ‘a feira’

¿Ha gritado ‘¡Al fin!’ al divisar las torres de la catedral de catedrales desde el Monte do Gozo? ¿Han gozado sus somnolientos ojos de la belleza del Pórtico de la Gloria? ¿Se ha emocionado con el balanceo del botafumeiro repartiendo esencias entre la masa de sudorosos peregrinos? Pues entonces es el momento de que su estómago también disfrute del Jubileo.

Y si no queremos que nos declaren ‘personas non gratas’ en Santiago, nos vemos en la obligación de conminarle al consumo del cefalópodo más delicioso del mundo animal, con permiso de la sepia. El pulpo ‘a feira’ debe disfrutarse en compañía de las nuevas amistades nacidas en el Camino, con el cayado y la concha a mano y, a ser posible, en una taberna del casco histórico. Allí se lo servirán con sal gorda, aceite y pimentón, como mandan los cánones en las tierras del interior de Galicia. Antonio y Margaret lo disfrutaron en la pulpería Ezequiel, en Melide.

Para ‘bajar’ la comida… No se prive con el Albariño, que momentos como éste sólo se viven una vez. Y tájese como Dios manda, que el apóstol está contento.

Bonus track: Tarta de Santiago

Almendras, azúcar y huevo, un postre de confección austera pero acabado magnífico, y tan gallego como Rosalía de Castro. Asegúrese de que sea casero y no industrial, si hace falta váyase a otro bar o restaurante a pedirlo.

No olvide ir a una buena pastelería a aprovisionarse de un par de ejemplares para invitar a sus amigos y familiares a su regreso. Y si al verle le dicen que está “más hermosote/a” después de casi 800 km. de caminata, hágase mirar ese metabolismo.

Blog Comments

Creo que he ganado un Kilo de peso solamente con leer el post! Delicioso y nutritivo artículo!
Enhorabuena!

Tiene una pinta increíble creo que mi camino de santiago se va a alargar mas solo por comer.

¡Qué buenas recomendaciones! Yo soy partidaria también del turismo gastronómico, hay que disfrutar de todo lo bueno que da cada lugar. La Moncloa en Cacabelos es un sitio superchulo, rica comida, terraza, comedor y conciertos! El Botillo…a mi me gusta comer un poquito, ideal para compartir y después una buena siesta! Y ¿del camino del Norte, qué recomendarías? ;p

Del camino del Norte tenemos que hacer un post completo! Hay tanto de lo que disfrutar por esas tierras… EL botillo, desde luego, mejor compartirlo. Hacer una etapa con un botillo entero en la tripa no es buena idea. 😉

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Artículos relacionados

Pantalla1-web
Posted by iraltacamino | 03 junio 2016
Esta App desarrollada en español e inglés es un viaje inmersivo e interactivo que te pone en la piel de un peregrino y te sumerge…
san salvador
Posted by iraltacamino | 25 mayo 2016
POR JOSÉ MARÍA GONZÁLEZ 'PERIDIS' Un conocido dicho de peregrinos cuenta que “Quien va a Santiago y no a San Salvador, honra al criado y olvida…
Presentación de Camino de Santiago 360º
Posted by iraltacamino | 19 mayo 2016
Han sido años de esfuerzo, investigación e innovación, de caernos y volvernos a levantar, pero por fin podemos decir que lo hemos conseguido. El pasado 18…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información: política de cookiesplugin cookies